El TTIP tendrá efectos dañinos sobre la salud y el clima, advierte un informe oficial

Comunicado de prensa de War on Want

13 de mayo de 2016



El polémico TTIP, que se está negociando entre la UE y EEUU, tendrá efectos negativos sobre la salud pública, el empleo y el clima, de acuerdo con la evaluación de impacto oficial publicada hoy.

El informe, que contiene 394 páginas y que ha tardado dos años y medio en completarse, proporciona una visión única sobre las negativas consecuencias sociales y medioambientales del TTIP, tanto para la población de la UE como la de EEUU.

John Hilary, consejero ejecutivo de War on Want, ha dicho: “Las revelaciones de este nuevo informe dan los últimos martillazos a los clavos del ataúd del TTIP. La evaluación oficial revela la verdadera dimensión de la amenaza para nuestro futuro de este sucio tratado, y no es nada agradable. Instamos a la UE a que pare las negociaciones inmediatamente y evite que estos peligros sean una realidad”.

Riesgos para la salud pública

La evaluación de impacto advierte que el TTIP se traducirá en mayores niveles de enfermedades relacionadas con la dieta, tales como la obesidad y la diabetes, consecuencia de un mayor consumo de alimentos no saludables, como las bebidas azucaradas y la comida elaborada con altos niveles de sal y grasas.  Según el informe, el TTIP también pone en peligro los esfuerzos para contener los efectos negativos del consumo de tabaco y alcohol en Europa, ya que las importaciones más baratas de EEUU provocarán más casos de cáncer e ictus.

Utilizando un lenguaje contundente, la evaluación de impacto sostiene que el TTIP corre el riesgo de socavar el derecho a la salud en Europa. Además, las peores consecuencias serán para los más vulnerables y más pobres de la sociedad.  También advierte que el TTIP choca frontalmente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados por todos los países en Naciones Unidas hace solo un año.

Pérdida de empleo

La evaluación de impacto calcula que el TTIP provocará la pérdida de al menos un millón de empleos en la UE y EEUU conjuntamente, y más de dos millones en el caso de alcanzarse la versión más ambiciosa del tratado. El impacto sobre el empleo se sentirá más entre los trabajadores menos cualificados y  con mayor dificultad para encontrar un empleo alternativo.

Los trabajadores europeos del sector de equipos eléctricos se llevarán la peor parte,  hasta un 7.5% del total del sector (más de 100,000 puestos de trabajo) desaparecerán como resultado del TTIP. El acosado sector europeo del acero también sufrirá una pérdida de empleo por el TTIP, añadiendo más problemas a los que ya tiene a consecuencia de la  liberalización del mercado.

Se confirma que el sector cárnico en Europa es otro de los sectores donde habrá  más pérdida de puestos de trabajo, debido a la competencia desleal de la gran industria agroalimentaria americana que privará a los agricultores y ganaderos europeos de su medio de vida. La Comisión Europea ha advertido a países como Irlanda sobre el gran choque que supondrá el TTIP para su industria cárnica.
El aumento de las emisiones de CO2

El informe calcula que el TTIP supondrá un aumento de más de 21 millones de toneladas de emisiones de CO2 en la UE y EEUU de forma conjunta, a pesar de que sus  emisiones de CO2 per cápita ya son más altas que la media global ¾más de tres veces en el caso de EEUU. También contradice los compromisos asumidos por  todos los países en la COP21 de Paris en diciembre de 2015.

La evaluación de impacto también constata que el TTIP provocará un aumento en la contaminación del aire en toda Europa. Se esperan niveles más altos en las emisiones de  monóxido de carbono,  dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas de PM10. Se sabe  que todas estas sustancias presentan una amenaza para la salud humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada