Una mosca en la Coca Cola

28 mayo 2014 | Categorías: Opinión | |

Manuel Millera – ATTAC Navarra-Nafarroa


Quizás la haya encontrado usted alguna vez, pero jamás leerá o escuchará una noticia así en los medios. ¿Se ha preguntado por qué? La película Matrix presenta un futuro donde los seres humanos, tras una guerra, han sido esclavizados por máquinas o inteligencias artificiales. Millones de persones viven conectadas a una ilusión colectiva, La Matrix, y la mayoría de los humanos utiliza su libertad para elegir la esclavitud… ¿Tan sólo una ficción? Imagine un tubito que conecte la tele con el interior de su cerebro.
Según Jerry Mander, director del Internacional Forum on Globalization, tan sólo 7 empresas controlan el 70% de los medios de comunicación mundiales, la TV, los satélites, las agencias de información, las redes de cable, las revistas, los radios, los diarios, las editoriales, la producción cinematográfica, la conexión a Internet, la distribución de películas… Los 7 días de la semana informativa son: Fox News, Time Warner, Disney, Sony, Bertelsmann, Viacom y General Electric. Se conocen muy bien. Pertenecen a grandes fortunas, al 1 % que gobierna el mundo. La ilusión colectiva se llama en este caso Sociedad Libre de la Información, nosotr@s creemos realmente que somos libres en nuestro acceso al conocimiento.
Según Walter Benjamin, los grandes medios nos presentan las imágenes del deseo, ocultando la realidad entre mercancías. Parece que el periodismo entonces es lo que pueda quedar entre los anuncios, las esquelas y el fútbol. Con propósito de reflexión y con un título copiado para este artículo, se presentó el 10 de abril un documental dirigido por Javier Couso, hermano de José, el periodista abatido en el hotel Palestine de Irak por tropas de EEUU en 2003. El proceso judicial no ha dado hasta el momento ningún resultado. El mensaje desde el poder es muy claro: no a los periodistas que van por libre, no al periodismo de investigación. El documental puede verlo por Internet: el sentido común expropiado por los grandes bolsillos.
Para Pere Rusiñol (ex de El País y Público, colaborador hoy de Alternativas económicas y Mongolia) la situación de la prensa ibérica es simplemente catastrófica, en una conferencia de la Universitat de Valencia. ¿Por qué en todo el Estado español sólo hay un diario en papel de izquierdas? Casi todas las empresas se hallan en quiebra, por ello los bancos se las han apoderado, para generar una mercancía muy rentable: la ideología. Con una consecuencia directa, más de 10.000 periodistas despedidos desde el comienzo de la crisis (llámese estafa) Un ejemplo: el grupo Prisa y su buque insignia, El País. Pasó de tener en 2007 unos beneficios de unos 140 millones a una deuda de 5.000 millones. En ese momento, entró en acción la banca, con un préstamo de dos mil. A cambio, la Caixa, el Santander y HSBC entraron como accionistas, con 12 de 16 miembros del consejo de administración.
Algo similar en La Vanguardia. El dueño del grupo Godó, Javier Godó, es vicepresidente segundo de La Caixa y consejero de CaixaBank. El Periódico de Cataluña está en manos del grupo Zeta y de la familia Asensio, pero el consejero delegado del grupo, Juan Llopart, es una persona muy vinculada a la Caixa. En el ABC (Vocento) se sientan el Santander y el BBVA con los culos de la familia Ybarra y los Luca de Tena. José M. Lara, presidente de Planeta y vicepresidente del Banco de Sabadell apuesta por Antena 3, La Sexta, Onda Cero y La Razón. El Mundo está en manos de la multinacional italiana RCS Mediagroup. Y el maldito ejemplo de Berlusconi, dueño de Mediaset (Telecinco, Cuatro, La Siete, Energy…) Intereconomía es de Julio Ariza Irigoyen. Además, los medios públicos están manejados por el poder político que gobierne. Ver el organigrama de la estrecha relación entre opinión y multinacionales produce dolor de cabeza.
La segunda pata que ha hecho quebrar el modelo es la publicidad. En los últimos 6 años los ingresos por este concepto han bajado unos 700 millones en prensa, 1.300 en TV. En 2013 tuvo lugar en Barcelona una huelga de hambre de más de un mes contra los despidos en Telefónica. Organizaciones sociales, sindicales y diputados hicieron acto de presencia para apoyar a los huelguistas. Los medios no informaron. ¿Qué interés tendrá un banco protagonista de un desahucio en publicitar la noticia, si con ello pierde credibilidad o respeto?
Hay moscas en lo que comemos y bebemos, las tragamos junto al telediario. También las hay en la información y las aceptamos como verdad absoluta. Una mosca es que fondos de capital de riesgo están tras el recuento de votos en las europeas. A la empresa Scytl ha sido adjudicado dicho contrato por 2,49 millones. Entre sus accionistas se hallan Paul Allen, cofundador de Microsoft, a través de la empresa Vulcan Capital (sector energético, petróleo, carbón, plantas de energía en Irak tras la invasión estadounidense, etcétera). Otros accionistas son Nauta Capital, Balderton Capital (Tim Bunting, expresidente de Goldman Sachs) y Spinnaker SCR. ¿Recuerdan la elección de GW Bush de enero 2001? ¿Qué pasaría si el resultado electoral de las europeas no fuese tan favorable al bipartidismo? Algunos sociólogos del CIS ya han denunciado manejos de las encuestas, para favorecer la abstención.
Por fin, otra mosca europea que vamos a digerir sin pestañear: el importante Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión / TTIP Europa-EEUU, cuyo referéndum fue denegado por PP, PSOE, UPyD y CiU el pasado 6 de mayo. ¿Acaso hablaron de ello los candidatos en el debate televisado? Este acuerdo permitirá, entre otras cosas a las multinacionales que dominan los medios, escapar del control político. Nula transparencia para un arma decisiva contra el poder emergente de los países emergentes o BRICS, que nos deja a la ciudadanía un poco más atados que antes. Para Ignacio Ramonet, un verdadero peligro. ¿Por qué no nos han contado el golpe de estado del capitalismo? ¿Qué debate público pueden promover unos medios dominados por unas determinadas empresas, si puede poner en peligro sus intereses económicos? La mosca se hace invisible para no enfadar al dueño de la botella.
ATTAC CyL no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada