La economía política del Ébola

El Ébola es un problema que no se resolverá, porque no es rentable hacerlo.
La revista The Onion acierta, como siempre, con su "cobertura" del peor brote registrado de Ébola, y el primero en África occidental, que ha infectado ya a 1.779 personas y matado al menos 961. "Según los expertos: para la vacuna del Ébola falta por lo menos que mueran 50 personas blancas" decía su descarado titular del 31 de julio.
Nuestra explicación abreviada es que si las personas infectadas con el Ébola fueran blancos, el problema estaría resuelto. Pero no se menciona el papel del mercado en la negativa de las dos compañías farmacéuticas a invertir en investigación y el estudio de las condiciones sobre el terreno creadas por las políticas neoliberales que agravan e incluso facilitan los brotes.
El racismo es sin duda un factor. Jeremy Farrar, un especialista en enfermedades infecciosas y jefe de la fundación Wellcome Trust, una de las mayores organizaciones benéficas de investigación médica del mundo, declaró al Toronto Star: "Imagínese un territorio como Canadá, Estados Unidos, o Europa, y que 450 personas estén muriendo de fiebre hemorrágica viral. Simplemente sería inaceptable - y es también inaceptable en África Occidental ".
Señaló que se había proporcionado en una situación de emergencia una vacuna experimental desarrollada en Canadá contra el Ébola a un investigador alemán en 2009, después de un accidente de laboratorio. "Movimos cielo y tierra para ayudar a un técnico de laboratorio alemán. ¿Por qué es diferente cuando se trata de África Occidental

Continua en  Sinpermiso 

ATTAC CyL no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada