LA CUMBRE SOCIAL EN CLAVE DE ATTAC

LA CUMBRE SOCIAL EN CLAVE DE ATTAC

Nuestra estrategia se basa en el máximo emponderamiento social y ciudadano

España ha quedado, finalmente, atrapada en la inmensa tela de araña que el sistema capitalista y neoliberal ha tejido en los últimos treinta años desde dos puntos de fuerza principales, EEUU y Gran Bretaña. La situación hoy es la consecuencia de una serie de intencionadas acciones políticas que han permitido que sea el sistema financiero, exportador de un modelo globalizador mundial, ajeno a otra cosa que no sea el beneficio económico, el que se haya hecho dueño del mundo, de sus países y habitantes; del nuestro también.

España hoy, está sumida en un incierto y oscuro futuro al que se ha venido contribuyendo desde la política local con la voluntad de unos gestores de uno u otro tipo, prácticamente iguales; hemos pivotado en un único marco político bicéfalo, que progresivamente ha facilitado el desarrollo de esa densa tela que nos empieza a asfixiar como país y como individuos.

La que se define como la más grande y sanguinaria de todas las crisis, debido al inmenso entramado mundial que irradia a los cinco continentes y permite la contaminación inmediata de toda la humanidad por su carácter internacional y por los engranajes del mismo neoliberalismo extrapolado a todo el planeta, en España está ya en fase de metástasis.

Los ciudadanos españoles al completo, paganos en todo lo relativo a esta situación estructural, sistémica y profunda, nos vemos totalmente desasistidos y escasamente tutelados en un marco que ha perdido las condiciones mínimas de control democrático y de respaldo como Estado de derecho. Al contrario de lo que se dice, la crisis no se inicia en el 2007-2008, es el depurativo pautado para sanear la inmundicia de la glotonería permitida por el propio sistema y que se apoderó de la Tierra desde un pensamiento único que carece prácticamente de contrapeso.

En estos momentos, vemos como nuestros derechos han saltado por los aires todos a la vez y estamos muy alarmados y tremendamente indignados; para ello están utilizando como justificación precisamente el argumento de la aludida crisis y de lo costoso de los mismos. Y los problemas no están en ellos (nuestros derechos); sino en esa “letra pequeña” de la Unión Europea que ampara sólo al poder, al dinero y a los manejos especulativos con premeditación y deslealtad; la libre circulación de capitales está permitida; la libre circulación de personas carece de soporte. El día a día de las segundas quieren utilizarlo como moneda de cambio para fortalecer las directrices de mercado que, en definitiva, son las que marcan el programa político en una permanente incertidumbre y en un auténtico chantaje del que no saldremos si no nos plantamos de una vez.

España empieza ya a tocar fondo como país y como democracia, está imbricada en el desarrollo de una Unión Europea que hace imposible la identidad propia, sepultada por numerosos pactos a la carta del modelo a combatir y que ha dado lugar a esta tragedia; un modelo, puramente mercantilizado, financiarizado y economicista, que genera desigualdad, injusticia, corrupción, servidumbre, hambre, pobreza y muerte.

Los Ttratados de Maastricht y de Lisboa que enmarcan esta Europa, han permitido que sean los poderosos quienes se hayan hecho dueños de nuestro futuro y que se coloquen por encima de cuestiones básicas humanas, sociales y de independencia política; la liberalización imbricada en el europeísmo que funciona hoy, a pesar de quienes honestamente creyeron en ella confundiéndola con la libertad y un nuevo contexto de solidaridad en el viejo continente, ha permitido un esquema político sometido a un control económico, cuando debería haber sido al revés. Es aquí donde nuestros gobernantes han dejado de actuar como tales, para convertirse en instrumentos de todo este inmenso proyecto de destrucción de nuestro país, de nuestros derechos y de nuestra democracia, atentando hasta la raíz a los propios derechos humanos y a una constitución, muy mejorable, pero que si los aloja.

En este marco de actuación, nuestra organización: ATTAC, visionaria y precursora de lo que estaba por venir, desarrolló a lo largo de los doce años anteriores la inmensa tarea de ver cómo frenar la dictadura de los mercados y cómo empoderar a la ciudadanía desde el conocimiento pleno de la situación y los medios. Se ha dedicado durante ese tiempo a desarrollarse para combatir el avance progresivo y corrosivo de un sistema que quería fagocitarlo todo para colocar en la cima a unos cuantos amos del mundo; unos dueños que practican solo la especulación teniendo al capital como único dios al que adorar y dejando de lado la vida y desarrollo de los pueblos. Se ha dedicado además a la educación popular para enseñar a defenderse frente a esos entes, que tienen nombre y apellidos y que se resumen en un término ya popular, nombrado antes. A ninguno de ellos les importa el paro, ni la pobreza, ni la exclusión social; sólo el uso y disfrute de saberse dueños del futuro de sus semejantes con sus países incorporados al paquete. Todo lo que ha hecho saltar hoy a los españoles.

Así que, ante esta situación crítica, ATTAC invitada por los dos sindicatos mayoritarios decidió participar en la Cumbre Social que tuvo lugar el pasado 25 de julio felicitándose del inicio de construcción de un amplio frente civil que visibilice el fortalecimiento social frente a la omnipresente y omnipudiente presencia de la financiarización de todos los componentes que nos rodean y el encumbramiento sin límite del influyente capital financiero.

Habiendo estado allí; es de rigor expresar que lo hemos hecho con aportaciones propias para remontar cuanto antes la deriva antisocial que está marcando la hoja de ruta de los tratados que mueven la UE y encastrando a España en un callejón sin salida. Nuestras aportaciones, parten de una visión muy definida desde la reflexión política, que se caracteriza por el análisis en la linea de lo anteriormente expresado y por la independencia absoluta y ligada a nuestra autofinanciación, nuestro sistema horizontal y nuestra experiencia en el trabajo colectivo.

Frente a quienes han acusado a vuela pluma a la Cumbre Social a través de una declaración amplia que como punto de partida dio el toque de salida y anunció de forma genérica que se empezaba a andar, debemos decirles que aceptamos todos los análisis y todas las opiniones, pero que carecen de datos contrastados para hablar con total propiedad sobre la misma. En este sentido, queremos dejar claro cuáles son las propuestas que defendimos desde Attac en dicha Cumbre y apuntar también que de alguna manera ya se expresaron en el comunicado que lanzamos días antes de la gran manifestación del 19, bajo el título de Llamamiento de ATTAC a la movilización social permanente.

Tras todo este amplio preámbulo que da respuesta a cuestiones planteadas por distintas personas, organizaciones y colectivos, pasamos a informar sobre el contenido de nuestra aportación a la Cumbre. En primer lugar, decir que para ATTAC, en este frente amplio deben estar presentes todas y todos, por lo que con un mismo objetivo: la oposición social contundente a las mal llamadas políticas de austeridad, debe invitarse a otras asociaciones, a otros sindicatos, a las asambleas populares y al mismo 15M; también a aquellos partidos que están del lado de la razón, van contra el neoliberalismo y que luchan con ahínco por imponer la soberanía del pueblo. Esta idea inclusiva pretende generar “un todos a una”, con carácter de paridad y sin escatimar esfuerzos para emular el espíritu unitario que se percibió ese mismo 19 de julio ya citado. En el establecimiento de esta construcción sin fisuras, ATTAC se ha ofrecido a colaborar, mediar y armonizar, con toda humildad, pero con el empeño invencible de que ante un único enemigo no pueden existir disensos; porque es una apuesta permanente en la que trabaja cada día.

En segundo lugar, pedimos que esta Cumbre Social lance una campaña continua de movilización colectiva (social) permanente contra estas políticas y que los sindicatos anuncien la primera de una serie de huelgas generales, en cuyo espectro entrarán aspectos más allá del empleo, catalizando la huelga general ciudadana y de consumo; pues entendemos que forman parte de un mismo todo, porque la afrenta es universal; de esta forma, se visibilizará mejor una oposición mayoritaria general y única a estos planes perversos y destructores.

Respecto al referendum, convertido en objetivo prioritario de esta campaña de movilización, advertimos allí que, ante la dificultad de su puesta en marcha (poco después hubo ya una respuesta negativa por parte de Rajoy) y la indeterminación de la misma, la no convocatoria institucional obligaría a invertir enormes recursos militantes para conseguir un objetivo político incierto. En cambio consideramos, y así dijimos, que era una oportunidad de amplia dimensión que deberíamos aprovechar para realzar toda la serie de alternativas económicas posibles y fácilmente implantables que permiten salvarnos de esta quema a la que nos quieren someter para aplacar a los dictadores que nos soplan: implantación inmediata del ITF con visibilización y prohibición de los paraísos fiscales, así como ruptura inmediata de todos los contratos con empresas que los usen; constitución de una banca pública que de forma inmediata se puede hacer posible ya con la incorporación permanente del Estado en los consejos de todas las Cajas de Ahorros intervenidas, como primer escalón hacia la Banca Pública; implantación de medidas fiscales progresivas, justas e igualitarias que obliguen a las rentas del capital a su aportación al menos en el mismo orden que a las del trabajo; algunas de las que defendemos con argumentos sólidos y que podemos ampliar.

Y finalmente, desde nuestra tarea a escala internacional que exige organizarse localmente para actuar a escala local y global, invitamos allí a los sindicatos a que a través de la Confederación Sindical Europea promuevan una gran movilización en toda la UE que vaya en contra de los planes de austeridad antes de final de año con participación directa de los protagonistas, la sociedad civil.

ATTAC que es una organización internacional tiene la firme convicción de que, en este mundo capturado por una perversa globalización, todos los ataques requieren de respuestas globales. En ese sentido, ATTAC Europa ha lanzado siete principios básicos que orientarán nuestra hoja de ruta: Sacar las finanzas públicas de los mercados financieros; escapar de la trampa de la deuda; dotar a las finanzas públicas de una base sostenible: incrementando los impuestos a la riqueza y los beneficios corporativos para erradicar la desigualdad fiscal; desarmar a los mercados financieros y poner al sector bancario bajo control: prohibiendo todos los mecanismos especulativos dañinos; permitir una forma de financiación pública y democrática de la economía: construyendo un sector bancario público y cooperativo bajo control democrático, para asegurar la financiación de las necesidades sociales y económicas, garantizar los derechos sociales y financiar una transición ecológica; desarrollar una Europa para la gente, no para los beneficios y finalemente hacerlo a través de una verdadera Democracia Real ya; esto es una hoja de ruta encaminada a dar forma a un nuevo modelo de Europa, solidario, controlado trasparente y responsable. ATTAC sumará y aportará movilizando también aquí y allí y con todo ello colaborará para hacer el mayor frente posible para combatir este tremendo disparate histórico más que intencionado.

Carmen Esbrí

Coordinadora Observ. SSPP – Attac Madrid

30 de Agosto, 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada